Índice de Participación Ciudadana (IPC) en Pesca y Acuacultura


Introducción

La participación de la sociedad en las políticas públicas es considerada como un instrumento de desarrollo, y también se asocia con mejores niveles de democracia. Por ello, es común escuchar en el discurso político sobre la importancia de fomentar la participación ciudadana en los procesos decisorios. Ello implica que el Estado provea mecanismos e instancias para que la sociedad pueda incidir en las políticas públicas. En México, la implementación de mecanismos formales de participación comenzó en los ochenta con la creación de comités y consejos consultivos en la administración pública federal, los cuales tienen el objetivo de fomentar la “participación de la sociedad en la planeación del desarrollo” (Serrano Rodriguez, 2015).

Particularmente en el sector pesquero, se introdujeron el Consejo Nacional y los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura con la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS) de 2007. En el Art. 22 de dicha ley se menciona al Consejo Nacional de Pesca y Acuacultura como un “foro intersectorial de apoyo, coordinación, consulta, concertación y asesoría… que tendrá como objeto proponer políticas, programas, proyectos e instrumentos tendientes al apoyo, fomento, productividad, regulación y control de las actividades pesqueras y acuícolas”. Asimismo, en el Art. 23, se hace referencia a la integración de los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura como instancias para emitir opiniones y observaciones técnicas respecto del aprovechamiento de los recursos pesqueros y acuícolas (LGPAS, 2014).

Existe así, un marco normativo que regula la intervención de la ciudadanía en los asuntos de la política pesquera. No obstante, una participación significativa y auténtica no solo depende del diseño de los mecanismos, sino también de la forma en cómo operan. El Índice de Participación Ciudadana (IPC) aplicado al sector de la pesca y acuacultura tiene como objetivo medir el nivel de participación ciudadana del Consejo Nacional y los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura a partir de tres indicadores: inclusión, influencia e independencia. A su vez, comprende dos dimensiones de análisis: normativa y operativa, lo que nos permite identificar áreas de mejora tanto en el diseño como en el funcionamiento de los consejos de pesca.

El IPC en Pesca y Acuacultura constituye así una línea base del estado de la participación ciudadana en ese sector, el cual se alimenta para su construcción de los indicadores del Diagnóstico de Participación Ciudadana en Pesca y Acuacultura elaborado por Causa Natura en 2017. Sin embargo, consideramos que la metodología en sí misma es una herramienta valiosa que puede ser aplicada para medir el grado de participación ciudadana en otros sectores, y como un instrumento de monitoreo.

El documento se conforma de cuatro apartados. En el primero se expone el marco conceptual de participación ciudadana, del que parte la construcción de los tres indicadores que conforman el IPC. El segundo comprende la metodología utilizada para la construcción del IPC, y en el que se explican los subíndices, componentes y subcomponentes que lo integran, así como su método de evaluación. En el tercero se exponen los resultados de manera global y por cada consejo. Finalmente, el cuarto apartado ofrece una serie de recomendaciones para mejorar el diseño y funcionamiento de los consejos de pesca y acuacultura.


1. Marco Conceptual