RECOMENDACIONES



1. Actualizar periódicamente
los instrumentos de investigación

El 71% de los Planes de Manejo se encuentra actualizados conforme a los lineamientos establecidos en cada uno de ellos, es importante mencionar que los Planes de Manejo de la almeja generosa de Baja California, curvina golfina, erizo y pelágicos menores no se encuentran actualizados, y los Planes de Manejo para las macroalgas y la almeja generosa de Sonora no tienen establecidos los plazos de actualización. Se recomienda la pronta actualización de los Planes de Manejo para este litoral.


2. Promover la generación,
documentación y publicación
de la información en formatos abiertos

La Carta Nacional Pesquera y los Planes de Manejo son documentos que se publican en formatos no reutilizables, lo que dificulta su uso para la búsqueda de información, su reúso, y consulta de su contenido. Por lo que se recomienda que se publiquen en formato abierto.


3. Utilizar mapas georreferenciados,
especificando sitios de captura o de cultivo

Los tres instrumentos hacen uso de mapas, para la ubicación de las zonas de distribución, de captura o de cultivo. Sin embargo, en ninguno de los documentos, los mapas tienen formato o los datos suficientes para su reproducción; en la mayoría de los casos, no presentan coordenadas ni escala. Su publicación con información georreferenciada beneficiaría su uso y otros análisis por parte de los usuarios.


4. Trabajar una especie por ficha

Bajo la premisa de que aún especies asociadas en un mismo grupo pueden presentar diferencias importantes entre ellas. La Carta Nacional Acuícola considera una sola especie en la mayoría de sus fichas; sin embargo, la v elabora sus fichas por grupo de especies. Lo recomendable es trabajar una ficha por especie para facilitar la investigación y tomar decisiones más adecuadas.


5. Vincular las medidas de manejo

Es preciso que todos los instrumentos de manejo pesquero tengan una vinculación entre sí, teniendo como objetivo constituir información complementaria para una mejor toma de decisiones. En este caso, son muy pocas las fichas de la Carta Nacional Pesquera o Carta Nacional Acuícola que hacen referencia a un plan de manejo o a un Ordenamiento Territorial.


6. Homologar términos e información
entre los diferentes instrumentos de política

Es importante que se maneje un mismo lenguaje entre la Ley General de Pesca y Acuacultura Susutentables y los tres instrumentos. Se recomienda utilizar la categorización oficial de INAPESCA o bien mencionar que aún no se ha definido el estado de la pesquería por falta de información. Asimismo, existe una disparidad entre la definición de “esfuerzo pesquero” que se utiliza en la ley y en la Carta Nacional Pesquera.


7. Definir medidas de manejo
por especie y por áreas

Según la legislación, los Planes de Manejo deben contener una sección definida como “administración del área”. Sin embargo, el término “área” puede generar confusiones. La definición de áreas es recomendable ya que permite un manejo más específico. Es necesario que los Planes de Manejo hagan referencia a ello.


8. Definir metas con objetivos cuantificables
para los Planes de Manejo

Se recomienda que estas metas se relacionen con los objetivos y se planteen de manera que puedan ser cuantificables para su posterior análisis y evaluación.


9. Avanzar hacia la completitud y
especificidad de la información

Existen un total de 57 fichas en la CNP que integran a 477 especies, pero solo se han desarrollado un total de 21 planes manejo. De éstas, un 76% del total está relacionado con algún tipo de Norma Oficial para su regulación. Por ello, es preciso que todas las especies cuenten con un plan de manejo o estén consideradas dentro de uno.


10. Promover la accesibilidad

Es recomendable que el contenido de la CNP pueda ser interactivo y de fácil uso, empleando las nuevas tecnologías de la información y comunicación para hacerla más accesible y que pueda circular a su vez entre un mayor número de usuarios.



METODOLOGÍA GRÁFICAS